Fallece la académica Sylvia Soublette

La Academia Chilena de Bellas Artes lamenta el sensible fallecimiento de la compositora, cantante, instrumentista, directora coral, gestora cultural y miembro de esta academia desde 2003, Sylvia Soublette, ocurrido el miércoles 29 de enero de 2020.

Sylvia Soublette

Nació en Viña del Mar el 5 de febrero de 1923. Luego de asistir al colegio de los Sagrados Corazones de esa ciudad, en 1939, comenzó a estudiar canto con la profesora Alina Piderit. Ya había aprendido teoría de la música y piano en la Academia de Bellas Artes mientras cursaba el colegio.

En 1941 fundó el coro femenino Viña del Mar, con el cual dio varios conciertos. Dos años después comenzó a dictar clases en la carrera de música de la Universidad Católica de Valparaíso. Posteriormente organizó un coro masculino, que en 1945 unió al femenino.

En 1948 se trasladó a Santiago para ingresar al Conservatorio Nacional, donde estudió contrapunto y composición con Domingo Santa Cruz y Clara Oyuela. En 1951 partió a Francia, donde estudió con Millhaud y Messiaen en el Conservatorio de París. En Chile también estudió con Juan Orrego Salas.

Hermana del filósofo y musicólogo chileno Gastón Soublette, estuvo casada con el ex ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Eduardo Frei Montalva, Gabriel Valdés Subercaseaux, y es madre del ex canciller Juan Gabriel Valdés y del director de orquesta Maximiano Valdés.

Desarrolló su quehacer artístico creando y dirigiendo desde 1960 el Conjunto de Música Antigua de la Universidad Católica, uno de los más destacados de nuestro país, que dirigió hasta 1974.

Formó el Centro Musical San Francisco (1981), dedicado al estudio e interpretación de la música colonial, y la Corporación Cultural Instituto de Música de Santiago (1991), entidad sin fines de lucro.

En 1997 recibió el premio del círculo de críticos de Valparaíso y, en 1998, la medalla de la música del Consejo Nacional de la Música.

En 2018 fue nominada al Premio Nacional de Música.

Entre sus obras más destacadas están los «Sonetos sobre textos de Pablo Neruda», «Suite para violín y piano», «Sabrás que te amo», Misa romana» y «Dos amantes dichosos”, Eva (1950), una cantata sobre texto de Carmen Valle, canciones con poesía de Gabriela Mistral, Hallazgo (1945) para cuatro voces iguales, dos Preludios para violín y piano (1946), Suite Pastoril para soprano, tenor, flauta, violín y arpa (1948), entre otras, destacándose principalmente en el ámbito de la música coral, como compositora, directora e intérprete.